“Producir en el NOA no es fácil, hay que saber esperar los momentos”

Daniel Fortuny, vocal del Grupo Crea Noa

Daniel Fortuny, vocal del Grupo Crea Noa

Entrevista a Daniel Fortuny, vocal del Grupo Crea Noa (Fuente: Diario El Tribuno)
Los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) surgieron hace más de 50 años como una manera de apoyarse los productores unos a otros y, en base a una forma de trabajo ordenada y constante se convirtieron en referentes en materia de estadísticas para el sector agropecuario. En el NOA cuentan con una fuerte y extensa presencia, y nuclean a más de 100 empresas del campo. Daniel Fortuny describe las acciones y hace una radiografía de la producción.

¿Qué son los grupos CREA? ¿Cómo surgen?
Los grupos CREA son grupos de productores con intereses y problemáticas similares que se juntan mensualmente para compartir experiencias y, entre todos, gestionar y generar conocimiento. Surgen en Buenos Aires hace más de 60 años y, con el correr de los años, se fue generalizando la idea y la metodología por todo el país. El funcionamiento de los grupos es el mismo en todos los casos, es como estar dentro de un círculo virtuoso constante. Un miembro del grupo organiza la reunión mensual rotativa en su campo y se trabaja en detectar los márgenes de mejora de esa empresa y en aportar soluciones. De esta forma, trabajando para el dueño de casa el resto también se lleva alguna acción o idea para aplicar en su campo o en su empresa. Es una generación constante de ideas y soluciones para las empresas y, sobre todo, nos detenemos en el análisis de las acciones, y de ese análisis surgen nuevas y constantes mejoras. Demás está decir que para lograr todo esto el nivel de confianza entre los miembros de los grupos es total, porque con confianza y valorando las capacidades de las personas, la apertura de las empresas es absoluta.
Los grupos suelen tener entre 8 y 12 empresas, y además tienen un asesor o coordinador de grupo que trabaja con todas las empresas y tiene un rol preponderante en el funcionamiento del CREA. En todos los casos se tratan temas técnicos, que siempre están presentes, y empresariales y de gestión. Yo diría que hace muchos años se comparte la visión de ver y analizar las empresas agropecuarias como tales, y es en ese sentido de empresa donde las mejoras se agigantan y los márgenes de error se achican en la toma de decisiones.
A su vez, todo lo que pasa en el NOA se comparte en un ida y vuelta constante con el movimiento CREA nacional, al igual que pasa con las otras 18 regiones. En las 19 regiones se nuclean más de 220 grupos diseminados en todo el país, lo que da una idea de la cantidad de información que se genera cada día desde los productores hacia CREA, que a su vez vuelve a los miembros, y el valor que tiene eso.

¿Hace cuánto están presentes los grupos CREA en el NOA?
Hace mucho. Hay grupos CREA en la región NOA que tienen cerca de 30 años. Tal es el caso del CREA Juramento, en la provincia de Salta. En Tucumán también hay grupos de muchos años y, a su vez, el grupo más nuevo de la región, que es el CREA Yungas, que se dedica casi exclusivamente a la caña de azúcar. En toda la región NOA hay 13 grupos CREA, que nuclean hasta la fecha a más de 100 empresas agropecuarias.

¿Qué tipos de producciones están abarcadas dentro de los grupos del NOA?
Hay de todo, por suerte, porque la variedad de producciones fortalece mucho más cualquier proceso de cambio y la generación de conocimiento. En Salta y Jujuy los grupos tienen empresas que hacen ganadería, caña, soja, maíz, especialidades como chía, sésamo y poroto. Casi todas las producciones de estos grupos de Salta y Jujuy se desarrollan hacia el este de las provincias y, por otro lado, está el grupo Valles Templados, que tiene empresas en el norte de Tucumán y en el Valle de Lerma, y cuyos miembros hacen leche y tabaco, entre otras cosas. Y a su vez en Tucumán hay grupos CREA cuyos miembros tienen producciones de soja, maíz, poroto, papa, ganadería, limón y, por supuesto, mucha caña de azúcar. La verdad es que las producciones son muy heterogéneas y ahí es donde el intercambio enriquece a los grupos y a sus miembros.

¿Los grupos que ya están formados aceptan nuevas empresas? ¿Es común que se formen nuevos grupos en las regiones?
Sí, depende de cada grupo. Lo natural es que las empresas que deciden conformar un grupo CREA lo hagan desde cierta homogeneidad en sus producciones y, si hay algún vecino que desea formar parte de un grupo ya formado, se lo invita a las reuniones. Depende de cada grupo y de la cantidad de integrantes que tenga cada uno, pero en todos los casos la apertura es absoluta.
Con respecto al crecimiento y a la formación en la región de nuevos grupos, siempre la zona está abierta a nuevos miembros. Hay mucho por hacer todavía en materia de crecimiento y siempre estamos abiertos a recibir nuevos miembros, y si bien ya hay más de 100 empresas de variados tamaños, estamos más atentos que nunca en apoyar la formación de nuevos grupos y el acercamiento de nuevas empresas, de la escala que sea. Entendemos que con buena voluntad y atendiendo las situaciones puntuales en cada caso todo es posible, sobre todo si hay empresas dispuestas a abrirse a sus pares y a generar conocimiento para mejorar, compartir y crecer un poco cada día. Todos podemos ser parte de este círculo virtuoso, hay que animarse nomás.

Hoy CREA es a nivel nacional el gran referente del campo en términos de producción, y es sin dudas la institución más confiable en materia de estadísticas agropecuarias. ¿Qué es lo que los hace tan fuertes y confiables?
Creo que lo más importante está en la metodología que hace más de 60 años aplica el movimiento CREA en todas sus regiones. Cuando hablo de metodología me refiero a lo que comentábamos antes, y que se apoya en tres pilares fundamentales: en primer lugar, las reuniones de grupo mensuales; luego la mesa de presidentes de los grupos CREA, que también se llevan a cabo una vez al mes, y, por último, las reuniones mensuales de mesa de asesores de cada región. Todo esto es una usina de información, conocimiento y mejora constante que sube en forma directa a CREA nacional desde las 19 regiones. A su vez, el movimiento CREA realiza anualmente tres encuestas exclusivas para sus miembros, que incluyen información productiva, de gestión y de mercados actuales y futuros. Hay organismos nacionales e internacionales que están pendientes y expectantes de estas encuestas. Por otro lado, las unidades organizacionales de CREA, como investigación y desarrollo, o la de integración a la comunidad, también se posicionan cada vez más como referentes del sector en materia social, y en crecimiento productivo y avance tecnológico.

¿Qué importancia tienen las jornadas que organizan los grupos CREA en la región?
Mucha, porque son nuestra forma de compartir y discutir lo que hacemos. Cada año los grupos CREA de todas las regiones hacen jornadas de actualización técnica con temas agrícolas, ganaderos y empresariales. Son jornadas organizadas por los mismos miembros y por los asesores de grupos, con información que sale de las empresas CREA de la zona. Siempre son abiertas al público, y el intercambio que se produce en estas jornadas es muy enriquecedor. Además, cada tres años, en línea con las acciones del movimiento a nivel nacional, en las regiones se hacen congresos abiertos donde se tocan temas de interés general y se busca poner en agenda acciones y visiones para el crecimiento y el desarrollo de las provincias y de las zonas donde se desarrollan y viven en muchos casos los productores. A modo de ejemplo, el año pasado se hizo una Jornada de Actualización Técnica (JAT) en Las Lajitas y la semana pasada se llevó a cabo una JAT de caña de azúcar en Tucumán que tuvo un éxito rotundo, no solo por la cantidad de gente que participó de estas jornadas, sino también por la calidad de las mismas. Todo esto se genera desde los grupos, y se abre toda esa información a quien quiera recibirla.

¿Cuáles cree que serán los desafíos para CREA en el NOA?
Son muchos. La verdad que se nos viene una agenda muy cargada en los próximos años. Sin dudas la consolidación y el crecimiento de la zona es uno de los objetivos y desafíos fundamentales. Por otro lado, y alineados con la visión del movimiento que es la de ser referentes y actores fundamentales integrados en nuestras comunidades, siempre apuntando a la constante innovación y a la sostenibilidad de los procesos productivos, sociales y ambientales. Trabajamos, crecemos y nos desarrollamos sabiendo que no existen empresas exitosas en sociedades que fracasan, al menos no en forma sostenible en el tiempo.

¿Cómo está la producción agropecuaria del NOA hoy?
Difícil, pero peleándola. Son años en los que el clima nos está complicando las cosas en algunas zonas y, si a eso le sumamos la situación de algunas empresas, la ecuación en esos casos no es la mejor. Pero siempre se está buscando salir, crecer y mejorar. Esta campaña va a ser buena en gran parte del NOA, al menos eso parece hoy, y a su vez hay otras localidades, como el departamento de Anta, que está más golpeado por la sequía inicial que atrasó las fechas de siembras y afectó el potencial de los cultivos, y hoy está de nuevo afectado por períodos de falta de agua que los vienen desgastando aún más. Todavía falta, y estas próximas dos semanas van a ser clave para fijar y definir rindes, ojalá el clima acompañe en lo que queda.

¿Y la ganadería?
Y… ahí está, peleándola en lo productivo, ya que por la falta de agua de los últimos meses del 2017 se van a ver afectadas las reservas de forraje que se pensaban diferir para este invierno. Pero, por otro lado, la ganadería está limitada en su crecimiento por malas decisiones políticas que afectan directamente la relación producción, sociedad y ambiente.
Producir en el NOA no es fácil y hay que saber esperar los momentos. Somos optimistas y ojalá todo mejore y se estabilice para potenciar las empresas y favorecer el desarrollo productivo y tecnológico de toda la región.



SaltaAgropecuaria.com.ar

Comentarios

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Categoría: Noticias

Tu Comentario


ocho + 3 =